388 - BACLESSE; HACQ, J. M.

Desde el Llobregat hasta el Besós, y desde Sant Cugat al mar. Casi 100 años después del detallado plano de Barcelona publicado por Elisabeth Verseyl 1707 (cfr. n. 140), en 1809 volvemos a encontrar una magnífica representación de los alrededores de la ciudad. Esta vez, el foco se ha ampliado y comprende el área del llano de Barcelona entre el Llobregat y el Besós -de hecho llega hasta Montgat – y, lo que es menos habitual, incluye la vertiente septentrional de Collserola. De esta manera, se incluyen poblaciones del Baix Llobregat y del Vallés como Molins de Rei, Sant Vicenç dels Horts, Sant Cugat y Cerdanyola.

Barcelona, pueblos, caminos y torrentes. Este plano de los alrededores de Barcelona- grabado por Baclesse (un empleado del departamento de fortificaciones de Francia) y J.M Hacq – destaca por el detalle en la representación del territorio. Aunque la ciudad de Barcelona dentro de murallas estrictamente, no disfruta de un tratamiento demasiado cuidadoso -la escala tampoco lo permite en exceso- todo su territorio inmediato aparece representado de manera muy precisa. En este sentido, destaca la identificación toponímica (algunas veces en catalán) de todos los núcleos habitados y de algunos lugares o edificios concretos como, por ejemplo, el lazareto, el cementerio, la riera, o los diversos conventos y santuarios, como Santa Cruz Olorda, San Jerónimo, o Nuestra Señora del Coll. Una leyenda diferencia lo que se consideran carreteras, caminos y senderos, y una nota al pie indica que los torrentes que se representan están habitualmente secos y sirven de caminos.

La Barcelona napoleónica. El gran detalle del plano tiene una motivación. La lámina está publicada y forma parte del libro de memorias de las campañas napoleónicas de Cataluña de 1808 a 1814, escrito por el coronel ingeniero Gabriel Laffaille (1878-38). Laffaille estaba a las órdenes del comandante en jefe enviado a Cataluña por Napoleón, el general Duhesme, y tenía la misión de redactar los episodios de sus campañas. En 1808 Barcelona estaba ocupada por las tropas napoleónicas, y entre septiembre y diciembre de ese año, el ejército español y las partidas de miqueletes intentaron el bloqueo de la ciudad. El radio alrededor de Barcelona que se representa en el plano es precisamente el radio dominado por el ejército francés. En la leyenda se indican las baterías españolas y las obras de resistencia francesas. En diferentes puntos del plano también se señalan con dos espadas cruzadas los episodios de enfrentamientos y la fecha precisa en que se produjeron.